29 ene. 2014

...y en su aliento padecer, para remontar de nuevo...

Hay fines de semana, que sencillamente no salen como esperabas, te hacen darte cuenta de que no todo es lo que parece, de que no estas en el lugar que te imaginabas, digamos que me he llevado la hostia que me merecía. Es lo que tiene la "alta competición", y lo llamo asi, porque somos como profesionales de algo que no es deporte; pero no nos desviemos del tema. La cuestión es que no he estado a la altura, me ha sobrepasado la situación, cierto que los factores externos no estaban para nada a mi favor, sino más bien todo lo contrario, me ha afectado el terreno, las pistas, los jueces, no me he sentido agusto en ningun momento de todo el fín de semana, cierto que ya condicioné las situaciones yo mismo, porque ya vi con pesimismo la competición y eso no ayuda en nada. 


Y es que ahora veo mis videos del fin de semana y me observo inseguro, dubitativo, sin velocidad ni reflejos y tu merecias que estuviera a tope, al límite, que no dejara ninun segundo de pensar en que podíamos conseguirlo, en que debo demostrar que tu mereces estar en el lugar más alto.


Ha sido una vuelta jodida, sin dejar de tener la sensación de que te he fallado, pero en 15 días tenemos una nueva oportunidad, esta vez el terreno será inmejorable y los jueces francamente buenos, asi que empezamos a prepararnos y darlo absolutamente todo, para ir a muerte a conseguir nuestra meta, que no es otra, que estes en un Mundial, donde te puedan ver todas las personas que aman este deporte.

Lucharé!

27 jun. 2013

...y aunque lo intentes no puedes dejarme ni un segundo de querer...


Y qué más da, qué necesito más que tu mirar? Tenerte cerca, respirar. Sabes bien que te quiero, tu y yo, y el mundo me da igual...



...pongamos rumbo a un mundo que te haga sonreír...

17 jun. 2013

A veces pasan cosas que te hacen sentir en medio de algo, como fuera de lugar, un actor secundario, cuando por lo que luchas es por ser el protagonista, y te recorre la sensación de que nunca podrás llegar a serlo.

3 jun. 2013

Hay veces que ni las mejores intenciones bastan, uno es víctima de sus (malas)decisiones y de sus errores. Sentir que haces daño a quien más quieres, a quien más le deseas la felicidad, duele...y no poder hacer nada al respecto, duele más. Sentir que un pedazo de tu muro se derrumba y que tu lucha no vale de nada, que en un momento, todo por lo que has trabajado, todos los sueños que te has labrado, se esfuman y todo se viene abajo, pesa...

 



Solo quiero que te des cuenta de que no hay nadie como tu, que eres mi ilusión, mis ganas, mi alegría y mi energía, que tu sonrisa es mi fuente de inspiración, que eres tu quien me hace feliz y que quiero serlo contigo, que soy el mismo que ayer te decía te quiero y que mi futuro es el tuyo...


...que eres tu quien me enamora, tu quien me convierte en la mejor persona...

2 may. 2013

...déjame que te remache sonrisas de hierro, de esas que disipan las brumas...


Es difícil explicar ciertas sensaciones, al final, no es más que el trabajo bien hecho, aunque he de reconocer que no lo he acabado tan bien como quisiera, la sensación que me invade es reconfortante, ya no por el mero hecho de estar dónde voy a estar, sino más bien por poder medirme a los mejores y sobretodo, por poder enseñar la fuerza, la garra y las ganas por disfrutar que tiene la peque, eso si que es una motivación extra. Ahora recuerdo cuando empezamos, cuando nos hablaban de nuestras limitaciones, cuando empezaron a llegarnos los problemas, cuando dejó de convertirse en un juego; por fortuna rectificamos a tiempo y acabamos dando un complicado salto hacia la incertidumbre, dos años y mucho, mucho tiempo empleado (por no hablar de dinero) en trabajar y sacrificarnos, que han acabado por dar sus frutos.Atras quedan los miedos, la inseguridad, los malos momentos, las desazones y muchas frustraciones, pues si con la primera la frustación llegaba por no poder (o no saber) motivarla, con ésta la frustración llegó por no conseguir todo a lo que aspirábamos, por no alcanzar, por no llegar a estar a su altura y no ser capaz de satisfacerla. Hoy miro hacia atrás y me doy cuenta de todo lo que hemos trabajado, de las horas de dedicación y alegría, de los ratos sacrificados por intentar alcanzar una meta, que hoy sostenemos entre las manos. Desde hoy lo que quiero es disfrutar y que los demás sigan disfrutando, de ella.


Quizá lo que más dolió en semejante momento de alegría, fue no poder compartirlo con quien más lo deseaba; esas dos personas que tantas horas han compartido conmigo, los cuatro hubiéramos sido felices o, mejro dicho, más felices. Y es que cuando algo te falta, la felicidad nunca es completa, se que ya no velveré a ver cómo me felicitas, ni esa sonrisa con la que me recibías cuando lograba las cosas, pero espero que el sábado se volviera a dibujar esa cara de felicidad, donde quisiera que estuvieras, y te sintieras tan orgullosa como tantas otras veces. Y a ti, sólo decirte que sin tu apoyo y tus ganas, esto no hubiera sido posible, que cada segundo, cada grito, cada gramo de alegría que me has contagiado, me ha dado fuerzas para seguir trabajando por algo que hace un tiempo creía una quimera, porque contigo a mi lado, se que puedo con lo que sea...

...que sé que entre los males nos lloverán cristales...

25 abr. 2013

Regaré, sin querer, con silencio de estrellas tu cuarto..

Hay días, en los que desde el principio te vienen mal dadas, tu mente no encuentra el positivismo habitual, y las cosas que suceden a tu alrededor, no ayudan en nada. Días en los que, por lo que sea, tu cabeza no consigue ver más que todo aquello que falta, que te gustaría haber oído, que te gustaría haber tenido o que pensabas que podía haber pasado; son días en los que la sensación de soledad es una constante, donde cuando miras a tu alrededor, no te gusta nada de lo que ves, de lo que sientes o de lo que te dicen; nada. 


Sientes que los castillos son de arena y una ola los derrumba, tu inseguridad se dispara hacia la desesperación, sin siquiera poder llorar, por no mostrar a nadie tu estado, ni joder a nadie sus momentos, son esos los días en que piensas que era mejor no haber salido de tu nido, porque no vas a poder aportar nada al mundo, puesto que no eres nada para el mundo. 

Te das cuenta de todo lo que no tienes y lo añoras y lo anhelas...



...y que te sobra todo lo que va después...

27 nov. 2012

Nunca te olvidaré...mama.

No me habia atrevido a escribir desde que te fuiste, esta siendo la época más dura de mi vida; pensar que no vas a volver, que he perdido a la persona que más se preocupó por mi y que jamás habrá nadie que lo haga como lo hacías tu, hace que mi corazón vuelva a sangrar, eres y serás esa persona referente en mi vida, sin la que se me va a hacer muy difícil asumir la felicidad, porque a cada paso que de, a cada alegría de las que me quedan por vivir, siempre pensaré que no la voy a poder compartir contigo; tu a quien lo único que le preocupaba era mi felicidad y mi alegría, tu que siempre pensaste en hacer las cosas más fáciles, eres la que ahora te has ido y nos has dejado para andar este camino que es la vida, sin tu presencia. 

En medio de tu marcha nos dejaste la demostración de aquellas personas que de verdad te querían y de a quién importábamos de corazón, esos que sabemos que estan y estarán siempre a nuestro lado, para tendernos su mano, para querernos y no dejarnos sólos y para secar nuestras lágrimas.

Esta partida, ha traido una nueva palabra a mi vida, resiliencia. He descubierto su significado y cuánto me represento con ella, porque aunque ahora llore, pienso en el mañana, eres la fuerza de mis recuerdos, pero debo avanzar, el futuro es lo que me hace seguir andando este camino, y tu vas a ser esa luz que nunca me deje solo, echaré de menos tu mano al caer, tu ayuda para salir del barro, ten por seguro que jamás te olvidaré, y nunca voy a poder hacer nada sin pensar en cuánto te sentirias de orgullosa viendo como afronto las adversidades; gran parte de los logros que pueda conseguir en mi vida, van a tener que ver contigo, con tu forma de educarme y de hacerme ver que puedo con todo, que valgo para lo que me proponga y que no debo tener dudas para alcanzarlos, ni miedos para intentarlo, y asi era y será mi devenir en la vida, pasito a pasito seguiré andando, intentando mantenerme firme y erguido.

Y hoy en este camino tengo a alguien a quien querer...me duele profundamente que no pudieras conocerla en persona, pues aún no era nada firme cuando en tu lecho, te enseñé su foto y te dije su nombre, se que no te hizo gracia que fuera de tan lejos, pero te convenció el brillo de mis ojos al decirte que era con quien quería ser feliz. Porque cuando tu luz se apagaba, se iba encendiendo otra, porque hay personas que se van y otras que llegan, casualidades de la vida...o no. Lo cierto es que ya no camino solo, aunque la tengo a 600 kms de distancia, la siento a mi lado y aprovecho con la intensidad con que vivo la vida cada segundo a su lado, cada roce de nuestra piel, cada beso que me regala; se que es muy complicado, pero ya sabes que es en la dificultad donde más me crezco...parece que sea mi destino; cada uno lucha a su manera y yo vivo luchando por ser feliz, y no me importa lo que tenga que hacer por conseguirlo. Y más siendo que he encontrado una persona que me ha devuelto ilusiones y alegrías perdidas, que ha devuelto la sonrisa a mi rostro, que me hace sentir único y especial, una persona capaz de derretirme con su mirada, capaz de transmitirme la ternura en un abrazo, una persona especial como pocas que me haya cruzado en la vida. Sólo espero no cagarla una vez más, no cometer los mismos errores, no volver a tropezar; sólo anhelo...volver a ser feliz.


Siempre estarás

pasito a pasito buscando el equilibrio